Batiscafo es un entorno de exploración y aprendizaje. Compartiendo modelos, experimentos y recursos ayudamos a personas con mentalidad de crecimiento a pensar mejor, a ser más creativas y a funcionar eficazmente en un mundo complejo y cambiante. Nuestro contenido está formado como una red. Está en continua expansión, y los nodos se entrecruzan. Empieza a pensar aquí.

Un poco de historia
[+]

Un batiscafo es un vehículo submarino preparado para sumergirse a grandes profundidades. Su origen se remonta a mediados del siglo XX, cuando todavía se sabía muy poco sobre el fondo del mar por no contar con medios adecuados para soportar la enorme presión que generan varios kilómetros de agua.

Esto impedía acceder a todo un mundo de especies y fenómenos desconocidos. Se consideraba un territorio inaccesible, y la mayoría de gente se dedicaba a otras cosas.

Pero Auguste Piccard no estaba conforme.

Auguste Piccard | Bundesarchiv, Bild 102-13738 | CC-BY-SA 3.0

Este físico y explorador, con una voluntad inquebrantable, se puso manos a la obra. Se enfrentó a problemas de ingeniería que nunca se habían planteado, la primera Guerra Mundial le pilló por medio, y arriesgó su vida varias veces.

Pero tras muchos prototipos, experimentos y mejoras lo logró.

Desarrolló una serie de vehículos sumergibles que han llegado a alcanzar la máxima profundidad que existe en la tierra. Esos aparatos pasaron a llamarse batisferas, o batiscafos.

Su curiosidad y su voluntad permitieron que la humanidad conquistase una nueva frontera, y su gesta quedó para inspirarnos.

Qué necesitamos hoy
[+]

Nos encontramos en un punto de inflexión. Cualquier mirada al futuro dibuja una familia de curvas, donde todas llevan a escenarios negativos y solo se diferencian entre sí en su gravedad.

Tenemos poco tiempo. No podemos descubrir lentamente claves para mejorar nuestra realidad y confiar en que las buenas prácticas poco a poco ganarán a las malas. Hay que acelerar los procesos.

Hacen falta soluciones, sistemas, tecnologías, negocios de una calidad muy superior a los que tenemos. Debemos impedir que se sigan desarrollando cosas mediocres, sin sentido, superficiales.

Es preciso desarrollar nuevas capacidades. Todos nosotros, de una forma o de otra, configuramos nuestra realidad. Ya sea como ingenieros o políticos, como diseñadores, desarrolladores informáticos o como consumidores, creamos nuevas realidades al tomar decisiones. 

Y es importante hacerlo de forma consciente. 

Necesitamos herramientas, modelos e ideas que permitan entender mejor cómo funciona el mundo y que permitan crear soluciones con un impacto positivo, que sean escalables, replicables y regenerativas.

Son habilidades esenciales para hoy y para el futuro la capacidad para entender y fluir en la  no-linealidad, la capacidad de re-enmarcar un proceso de análisis habilitando nuevas posibilidades y la de sintetizar conocimientos en modelos.

Batiscafo es el vehículo para hacer esto mismo.

Queremos:

Explorar. Entender. Reinventar. Regenerar.
Explorar para entender. Reinventar para regenerar.
E>E R>R

Quién pilota la nave
[+]

Batiscafo es un proyecto de Miguel Tito Malone, a quien todo el mundo termina llamando por uno de sus apellidos.

Miguel es ingeniero industrial, y está formado en gestión del diseño y experiencia de usuario, con un doctorado a medias que tiene toda la pinta de que se quedará así. Tiene una amplia experiencia impartiendo docencia, mentorizado personas y equipos, facilitando talleres y otros formatos de actividad aplicada. 

Desde siempre ha sido un explorador minucioso y atento a los detalles. Conmuta de forma natural entre observar, hacer y reflexionar. Le fascina desarrollar un entendimiento más profundo de las cosas, tanto construyendo modelos mentales como poniendo las ideas a prueba y observando qué sucede.